Galicia nos brinda un clima perfecto con el que obtener unas materias primas de primera calidad, frescas y naturales: leche, mantequilla, huevos frescos, harina de trigo...

Y es gracias al empleo de estos ingredientes, que nuestras pastas y galletas destacan por su sabor, textura y composición natural: nosotros te garantizamos el empleo únicamente de materias primas no procedentes de transgénicos.

La formulación de nuestras pastas y galletas se basa en recetas tradicionales de toda la vida, empleando sólo ingredientes naturales. Nosotros no empleamos materias artificiales ni fuertes saborizantes que distorsionarían su sabor natural.

Con estos ingredientes naturales elaboramos nuestras masas que, una vez bien mezcladas, se introducen en nuestra máquina formadora de galletas.

Nuestras galletas se hornean cada día a más de 200 grados centígrados, y una vez frías, se envasan en atmósfera protectora con film alimentario, para conservar toda su frescura y propiedades hasta el momento de ser consumidas.

Directamente desde nuestra fábrica realizamos envíos a toda España y parte del extranjero, tanto al canal de Hostelería como al de Gran Consumo.

Por otro lado, en Biscuits Galicia realizamos regularmente análisis sobre nuestros productos, para garantizarte su correcta composición, su aporte nutricional, y su perfecto estado microbiológico y organoléptico. Para ello contamos con laboratorios externos de reconocido prestigio que desempeñan esta función.


Trabajamos día a día desarrollando nuevas fórmulas y variedades con las que satisfacer la demanda de los consumidores más exigentes.

Nuestro compromiso consiste en ofrecerte productos de calidad, innovadores, creativos y competitivos, pero siempre elaborados con los mejores ingredientes. La naturalidad es la esencia última de nuestras galletas y de nuestra empresa.

Porque el sabor natural es otra de las claves de nuestra diferenciación: nosotros elaboramos galletas con gusto a mantequilla, chocolate, canela, limón, almendras, avellanas... los sabores tradicionales de toda la vida y que tanto te gusta rememorar en cada bocado.